top-guardia-civil

Por norma general, los delitos de robos con fuerza o violencia en domicilios pueden ser evitados si se llevan a cabo un mínimo de actuaciones de seguridad. Recomendaciones:

Medidas pasivas de seguridad:
-Especialmente en viviendas aisladas o individuales, es aconsejable instalar un sistema de alarma.
-Los animales de compañía pueden ser un buen sistema complementario de alerta y defensa.
-Los accesos principales deben estar dotados de cierres seguros (puertas blindadas y rejas en ventanas).

Medidas activas de seguridad:
-Cierre siempre con llave las puertas, aunque se encuentren dentro, para evitar la entrada por el procedimiento del “resbalón”.
-Cierren las persianas antes de irse dormir, no impiden pero obstaculizan y alertan por el ruido.
-En periodos vacacionales, procure que un familiar o persona de confianza le vacíe el buzón, y deje alguna luz interior (de bajo consumo).
-Infórmese si en su Municipio existe con la Policía Local o Guardia Civil algún programa de “vacaciones seguras”, con entrega de llaves.
-No abra mediante porteros automáticos, sin visualizar, a personas desconocidas.
-No abra la puerta o verja exterior a nadie mientras no verifique la persona que intenta contactar con usted (mirilla, visión, comunicación directa, etc).
-No realice comentarios en lugares públicos, bares o similares, sobre sus rutinas diarias, viajes o patrimonio.
-No deje objetos de valor a la vista ni los guarde en lugares lógicos.
-Contratar el personal de servicio doméstico y seguridad privada a través de Agencias y empresas contrastadas o personas de confianza.
-Cualquier dato que pudiera ser sospechoso se comunicará al 062 o en la página www.gdt.guardiacivil.es.

Nadie mejor que los vecinos conocen a su vecindario. Obtengan cuantos datos sean posibles sobre descripción de personas, vehículos y matrículas, con actitudes extrañas, raras o sospechosas o no congruentes con el entorno.

GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.
Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.


logo-policia-local
policia-local-mascotas2014

La tarde del pasado día 21 de Agosto, se recibió en dependencias la llamada de un vecino, comunicando que en la parcela de detrás, había un perro que se había caído en la piscina y llevaba al menos una hora intentando salir.

Los agentes de servicio acudieron a la llamada y comprobaron que la situación era tal como la describía el vecino, y que el animalito estaba ya agotado.
No les quedó más remedio que saltar la valla y agarrar al animal como pudieron para poderle sacar de la piscina, recibiendo incluso algún mordisco del asustado animal.
Avisados los propietarios, se pudo comprobar que la perra había pasado a la casa del vecino, que era donde se había caído al agua.
Afortunadamente todo quedó en un susto y la perrita pudo regresar a su casa sana y salva .Se da además la circunstancia, de que Sally ( así se llama la perrita) había sido mamá recientemente.
Los agentes pasaron por el consultorio para ser curados de los mordiscos, sin mayores consecuencias.


>