El pasado sábado 1 de Octubre de 2016, se llevó a cabo la primera reunión de Ayuntamiento, Guardia Civil, Policía Local, oposición y presidentes de las distintas asociaciones vecinales y de comercio de Nuevo Baztán, para debatir sobre el tema de seguridad en el municipio de Nuevo Baztán.

Tanto el teniente de Arganda como el sargento de Campo Real , comunicaron a los vecinos que las denuncias por robos en nuestro municipio habían disminuido este año.
Por parte de Policía local, el cabo jefe hizo saber a los vecinos , que con la plantilla actual, teniendo además dos agentes de baja, es imposible cubrir turnos de 24 horas. Hay que tener en cuenta además, que el futuro de los BESCAM es incierto con lo que no podemos cargar los presupuestos municipales con la contratación de más agentes. Además el ministerio de Hacienda , no nos permite contratar más personal.

Por parte de esta corporación se ha cambiado el operador de telefonía móvil para intentar solucionar el problema de cobertura que se daban hasta este momento.
En el tema de las viviendas ocupas, se informó a los asistentes , que hoy por hoy, todas son propiedad de los bancos y que si estos no presentan denuncia por la ocupación, no se puede incoar ningún expediente. Así mismo, tal y como interpretan los jueces las leyes, la mayoría de las veces no dan la orden de desalojo, por lo que no se puede hacer nada.

En cuanto al centro comercial “La Plaza”, se ha intensificado la vigilancia y el control sobre los jóvenes que hacían botellón y fumaban marihuana, bajando considerablemente la incidencia, tal y como confirman algunos asistentes.

Por último, hay que recalcar que es muy importante la colaboración ciudadana para mejorar el trabajo que realizan las fuerzas de seguridad. Se debe avisar de cualquier incidencia o movimientos extraños en el entorno de nuestras viviendas. Nadie mejor que nosotros mismos sabemos qué vehículos o personas son las habituales en nuestra zona. Aunque nos parezca una tontería, hay que comunicarlo a la policía local o a guardia civil. No sirve de nada publicarlo en redes sociales. Pensemos que las víctimas podemos ser nosotros mismos. Debemos cerrar bien puertas y ventanas, aunque nuestra ausencia vaya a ser corta.

Así mismo es importante dejar de avisar cuando hay controles policiales, ya que son muy eficaces para poder prevenir delitos e incluso detener a sospechosos. Dejemos las redes sociales para otras cosas. Los primeros beneficiados somos los propios vecinos.


 

>